Antología Poética / 1er Compilado A Quemarropa

Como colectivo/sello discográfico “A Quemarropa” decidimos reeditar conceptos propios de lo grupal, abocándonos a la realización de compilados que tuviesen un eje unificador. Así fue que recuperamos el sentido de las grabaciones en sesiones desarrolladas en vivo, donde se registra todo tal como sale a la primera, con ruidos no previstos, comentarios de los espectadores, errores y la calidez y cercanía que surge a raíz de ésto, todo en base a la esencia del trabajo de A Quemarropa.

Asi fue como nos acercamos a La Cueva del Conejo para tener un lugar donde realizar estas sesiones. Hicimos una primera, sin público y luego nos lanzamos con 2 sesiones de grabación con público amigo en un ambiente íntimo en el taller de Rodrigo Castillo en la sede de Jofré, segunda casa-taller de La Cueva del Conejo.

El resultado de las sesiones produjo material suficiente para editar 2 discos compilados: “Antología Poética”, con las canciones que nos parecieron más afines entre sí por sus textos, y que fue lanzado este sábado 16 de junio y “Comunidad Acústica” que une los temas que más sensación de reunión en comunidad y en vivo dan y que está pronto a lanzarse.

Ambos trabajos fueron grabados y mezclados con un mínimo de recursos. Los músicos optaron por propuestas donde primaron las voces y guitarras, con un máximo de 2 músicos en escena para no perder la idea de intimidad de “A Quemarropa”.

Integraron estas dos sesiones: (Mellamo)Sebastián, Max Scott, Luigi, Yan Massip y Seba Pangue, integrantes de “A Quemarropa”.

Catalina Walker participó como invitada especial.

El 1er compilado está libre para descarga en: http://aquemarropa.bandcamp.com/album/antolog-a-po-tica

Como siempre agradecemos todo el apoyo de La Cueva del Conejo, de Rodrigo Castillo y de todo el equipo que produjo estos discos.

Daniel Kohen

Director de “A Quemarropa”, discográfica colectiva e independiente.

Anuncios

“Pequeñas estrategias de resistencia en la post modernidad dominada por las prácticas del mercado”

“Pequeñas estrategias de resistencia en la post modernidad dominada por las prácticas del mercado”

Daniel Kohen
Licenciado en Artes Plásticas, U de Chile.
Gestor Cultural
Director de A Quemarropa, discográfica colectiva e independiente

1.-Mono Mayor o Jauría

“…en el fondo, llegamos a ser primates rapaces. Esto hace que
seamos únicos entre todos los simios existentes”

“El espíritu de colaboración característico de los cazadores en manada, como los lobos, brilla por su ausencia en el mundo de los primates. En éste, la competencia y el dominio están a la orden del día. Desde luego, la emulación en la jerarquía social se halla presente en ambos grupos, pero en el caso de los monos no está atemperada por la acción cooperativa. Tampoco son necesarias maniobras complicadas y coordinadas: los episodios de acción alimenticia no tienen necesidad de trabarse de manera compleja. El primate vive mucho mejor, minuto a minuto, con sólo llevarse la comida de la mano a la boca.”

Desmond Morris, El Mono Desnudo, 1967

Desmond Morris, zoólogo, en su libro El Mono Desnudo, habla de como el ser humano se constituye de dos pulsiones naturales: una, la originaria, primate y la segunda, por adopción, carnívora (asociada a las manadas de lobos). Según su tesis el ser humano contemporáneo desciende, a través de siglos de evolución constante, de un primate hibrido, que mantiene una serie de costumbres y tendencias atávicas primigenias primates, como por ejemplo la tendencia a la competencia, la organización en sociedades jerarquizadas, basadas en las relaciones de dominio y sumisión, o la Ley del más fuerte. Así mismo adopta una serie de conductas propias de los cazadores, como son organización en grupos colaborativos, donde el más débil es necesario para la consecución de la presa en la cacería y por lo tanto todos deben acceder a una parte del botín, jerárquica, pero donde el que lidera es el más hábil, el más fuerte es su apoyo directo. En la sociedad de cazadores primitiva la colaboración es fundamental para conseguir las grandes presas, sin embargo al liberarse de la necesidad el ser humano, en tanto hibrido, no puede evitar su pulsión ancestral que lo lleva a dominar y someter a los más débiles de su grupo.

Si aceptamos la idea de Morris, al recorrer nuestra ciudad, digamos al habitar el mundo nos encontramos entre nuestros pares con sujetos que se comportan como cazadores y sujetos que se comportan con frugívoros, independiente de su alimentación,  unos buscan la colaboración, aun aquellos que buscan liderar proyectos sin querer perder poder y otros no pueden, ni quieren, evitar la competencia como el camino para instalarse en el poder, desde la superioridad. Muchas veces esta superioridad es física, muchos vivimos el bulling escolar, pero sobretodo podemos ver como la lógica  de la competencia muestra los dientes (no de lobo sino de mandril) en escenarios donde el más fuerte es el más agresivo, el más rápido, el más “vivo”.

Es esta lógica la que se ha instalado en nuestra sociedad post moderna de inicios del siglo XXI, aunque ya hace siglos  estaba luchando por lograr el poder hegemónico, siempre hemos luchado por vencer a nuestros contrincantes. En cierta forma y sobretodo para nuestra sociedad occidental el tótem en vez de ser el del lobo, como fue en  muchas de las sociedades prehistóricas, ha sido el mandril. Los bienes son de quien tenga la fuerza de mantenerlos. Nos mantenemos juntos, pero está claro quien está arriba. Siempre los que están más abajo buscan derrotar al “Mono Mayor”, para instalarse en su trono.

2.- El Escenario

“todo anda tan rápido y tu quieres parar

todo es automático y tu quieres caminar”

Leo Quinteros, Fumadores, disco1A.

La constitución del universo contemporáneo de post modernidad ha establecido en nuestra sociedad, la que es parte de una amplia red mundial, un sistema con características complejas que para abordar nuestro tema será necesario por lo menos esbozar:

En remplazo del proyecto que significaba la modernidad, donde se confiaba en las instituciones y se buscaba la constitución de grandes estados nación auto ordenados y controlados, donde la armonía estaba dada por un estado regulador, por un marco legal solido y un contrato social de respeto hacia estos, por lo menos en la constitución del imaginario moderno, la post modernidad se ha planteado como una situación con su propia orgánica, más definida por prácticas que por modelos propuestos, más definidas por los resultados de las políticas ejecutadas que por los grandes proyectos y que por lo tanto ha remplazado al sueño del contrato social y del bien común por el triunfo del mercado como ideología, como religión hegemónica (en occidente) y como principio guía. Si en la modernidad la emergencia del individuo tenia que ver con la definición del protagonista de este proyecto, hoy el individuo se ha convertido en el soporte para la moda, para lo publicitado, para el mercado.

El modelo del mercado se parece al fractal más que al átomo y por lo tanto es capaz de mostrar miles de aristas, cambiantes e inasibles, al nivel que nuestras prácticas culturales obedecen un sistema que carece de una organicidad visible. Claro que el mercado tiene una estructura, tiene un objetivo y tiene fuerzas humanas que lo mueven, claro que por su complejidad sus límites aparecen desdibujados, aunque todos vemos algún punto del mapa que lo configura.

El individuo moderno se desdibuja al abandonar su inicial principio de Ciudadano, para convertirse en el competidor, aquel que responde a la pulsión del mandril antes descrita, aquel que persigue ser el que se posa en lo más alto del árbol, claro que gracias al mercado aparece ahora vestido con zapatillas Nike, pantalones Dockers, polera Lacoste. Y no está dispuesto a compartir ese espacio, tal vez invite a los suyos, a su familia más cercana (o sea a aquellos dentro de su familia que le agradan o le sirven) pero no aceptará a ningún competidor.

Este es el escenario. Estos son los jugadores.

3.- La Resistencia

 

“yo prefiero el caos,

a esta realidad tan charcha”

Mauricio Redolés, Quimica (Lucha de Clases), disco Quimica (Lucha de Clases)

Según el relato del músico copiada de un grafiti callejero

Cuando partieron los computadores el modelo típico era el Pc y todos se fueron armando los suyos, porque una de sus gracias era que podías armarlos de acuerdo a tus necesidades. Hoy los Pc ensamblables están en retirada, el modelo que prima es el dispositivo liviano y transportable, por ejemplo el notebook, el netbook, el celular y el tablet. Todos estos dispositivos tienen una característica común: son escasamente modificables. Por dentro. Por fuera se pueden embellecer y personalizar, pero su hardware, salvo por un par de características son definidos de fabrica. La ilusión de ser individuos libres que toman sus propias decisiones. Otro ejemplo: el navegador preferido por la mayoría de usuarios de internet es Mozilla, un software libre de descarga gratuita. Microsoft ya anunció que en su próximo sistema operativo solo correrá Internet Explorer, su propio sistema.

Ante este tipo de prácticas, para aquellos idealistas (ingenuos) que creemos aun en resistir,  se ha hecho necesario plantear nuevas estrategias que establezcan, dentro de las lógicas que estructuran nuestra sociedad, pequeños cambios de paradigmas. Creative Commons por ejemplo es una de tantas, como los software libres: Mozilla, Open Oficce, Ubuntu (que significa “Soy porque nosotros somos”), etc. hay en esta lógica una pulsión similar a lo que D. Morris asocia al espíritu cazador en el Hombre, digamos un tótem de lobo.

De este modo se ha constituido A Quemarropa, discográfica colectiva e independiente, agrupación de músicos y artistas visuales que se articula desde la constitución de comunidad colaborativa, basada en el apoyo y respeto por la libertad creativa de cada proyecto autoral, donde cada uno participa de cada actividad con lo que pueda aportar (ideas, equipos, manos, apoyo moral) y de este modo realiza discos que se publican en forma gratuita en forma digital y en formato físico a precios justos, que sirven para reinversión en el sello.

En nuestra sociedad donde cada uno lucha por ser el mono dominante, con la 4/4 más grande y más limpia, porque nuestra sociedad valora la limpieza tanto como el dinero y el poder, planteamos la posibilidad de constituir una nueva realidad, desde miles de pequeñas prácticas de resistencia, cada día más gente se compra un terrenito y se va a plantar, vivir de la tierra. Otros nos quedamos en la ciudad, pedaleando, defendiendo nuestros barrios, planteando nuevos proyectos culturales.

Cuando era pequeño, mi papá hacia una fogata grande en cualquier lugar abierto; porque la ciudad estaba llena de espacios vacíos, hoy te prohíben el acceso a los cerros que circundan la ciudad; y alguien sacaba una guitarra, alguien corría un mate, todos cantábamos. Claro, mis padres eran jóvenes y hippies ochenteros, pero creo que una característica de la post modernidad es que ese tipo de actividades se dan al mismo tiempo que se construye un mall en Castro, que le ponen espejos al Costanera Center, que se ve desde muy lejos.

En Santiago hay montones de cantautores, sujetos con guitarra que cantan sus canciones, no todos buscan ser estrellas famosas como Gepe (el mercado copia muy bien las practicas populares de resistencias y las vende vaciadas de contenido) muchos buscan entregar un mensaje, compartir contenidos, acercarse a otros. Muchos recuerdan la figura de Víctor Jara, pero también la de John Lennon y la de Kurt Cobain, por nombrar a algunos. Ya no existe un único concepto de identidad, lo que hay es una heterogeneidad que nos atraviesa. Puede que no exista un gran proyecto de modernidad, pero las prácticas aparecen naturalmente, si atendemos a Morris, desde nuestra pulsión evolutiva de asumirnos como una manada.

Resistir como lobos el ataque de una sociedad de mandriles. Veamos que propone el mercado.

http://aquemarropa.bandcamp.com/album/antolog-a-po-tica

Ensayo redactado dentro del curso Cultura y Organizaciones Sociales del programa de Magister en Gestión Cultural de la U. de Chile

Permitida su reproducción indcando el autor.

OBRAS PÚBLICAS EP – Olafo el Goliardo

http://aquemarropa.bandcamp.com/

buenas y malas noticias: partamos x las buenas: ya está disponible para descarga gratuita el disco EP Obras Publicas de Olafo el Goliardo, las malas son que ha decidido hacer un receso de este proyecto para darle fuerte a La Fe del Coyote, su proyecto rockero.

Esperaremos su regreso esscuchando hasta el cansancio este material. Cualquier nueva noticia aparecerá a través de los canales oficiales (FB, Twitter, etc)

Pronto noticias del nuevo compilado y la reedición de los discos de (me llamo) Sebastian…